Nuestros clientes nos dicen quienes somos.

“El cliente es quien define lo que es una empresa. Es sólo él, quien, con su voluntad para pagar por un producto o servicio, transforma los recursos económicos en riqueza y los simples objetos en bienes. Lo que una empresa piensa que produce no tiene importancia primordial, al menos no para el porvenir del negocio ni para su éxito. Lo que el cliente cree que está adquiriendo, lo que considera que tiene un valor, es lo verdaderamente decisivo: determina lo que la empresa es, lo que produce y si prosperará o no. Y lo que el consumidor adquiere y considera que posee un valor jamás es un producto. Siempre es algo de utilidad, lo que el producto o servicio hace por él. Los clientes constituyen los cimientos de una empresa y la mantienen con vida”. Peter Drucker

No me ofrezcas objetos.

No me ofrezcas ropa. Ofréceme belleza.

No me ofrezcas zapatos. Ofréceme comodidad para mis pies y el placer de caminar.

No me ofrezcas una casa. Ofréceme seguridad, comodidad y un lugar limpio y agradable.

No me ofrezcas libros. Ofréceme horas de placer y el beneficio del conocimiento

No me ofrezcas discos. Ofréceme entretenimiento y el sonido de la música.

No me ofrezcas objetos. Ofréceme ideas, emociones, atmósferas, sentimientos y beneficios.

Por favor, no me ofrezcas objetos.

Extraído de “Conceptos de Administración Estratégica”. Fred.R.David

Comments are closed.

Thanks for downloading!

Top